El blanqueamiento dental es una práctica que se ha ido poniendo de moda en los últimos años de una manera cada vez más amplia. Para muchas personas, el ideal estético de los dientes se encuentra en un blanco casi inmaculado, perfecto, aunque este no sea su color natural ni el de prácticamente nadie.

 

Pero las posibilidades que se han abierto con las nuevas técnicas de blanqueamiento, que han llegado a facilitar incluso tratamientos caseros de blanqueado de los dientes, ha conllevado muchas más cosas de las que en origen se suponían. Una de ellas, la blancorexia.

 

¿Qué es la blancorexia?

 

La blancorexia es una obsesión que padecen algunas personas por conseguir que sus dientes luzcan completamente blancos. El principal síntoma de esta condición es que aquellos que padecen blancorexia siempre tienen la sensación de que sus dientes están oscuros.

 

El problema es que esta obsesión se puede tornar insana e insostenible, con los que lo padecen acudiendo de un modo excesivo a la consulta del dentista o, en el peor de los casos, recurriendo a tratamientos de blanqueamiento dental casero que pueden poner en peligro su salud bucodental.

 

¿Cuáles son los peligros de la blancorexia?

 

La obsesión por los dientes blancos es algo que puede resultar muy peligroso para aquel que lo padece. El exceso de blanqueamientos o de tratamientos que traten de aclarar los tonos de los dientes puede ocasionar escenarios mucho peores de los que supondría tener unos dientes oscuros.

 

Las personas blancoréxicas pueden hacer un uso excesivo de productos de blanqueamiento dental, que normalmente están compuestos por químicos con peróxido, una sustancia habitual en este tipo de tratamientos.

 

El problema inicial es que el abuso de peróxidos puede provocar serios daños en las encías, ocasionando gingivitis. Pero, el uso prolongado de este tipo de blanqueadores fácilmente llega a puntos en los que se producen daños en el esmalte, ya que los peróxidos desmineralizan las piezas dentales, y pueden llegar hasta el interior de los dientes, ocasionando daños en la pulpa dental.

 

En los casos más graves, si la pulpa dental se ve muy dañada, se llegaría a producir una necrosis pulpar y, en los más extremos, el paciente podría perder su pieza dental.

 

Merecen especial atención aquellos casos en los que los blancoréxicos recurren a tratamientos caseros o guiados por tutoriales no profesionales, muchas veces encontrados en internet, en los que se utilizan productos poco recomendables para los dientes o, incluso, algunos como la lejía, que no solo son perjudiciales para la salud bucodental, sino que pueden llegar a ser letales si se utilizan de un modo inadecuado.

 

¿Cómo se puede prevenir la blancorexia?

 

Para no caer en la insana obsesión de pretender tener los dientes más blancos cada vez, se pueden seguir algunos consejos y pautas de conducta.

 

En primer lugar, es importante saber que los tratamientos de blanqueamiento profesionales, realizados por un dentista en su consulta, no tienen nada que ver con los productos caseros o los kits de blanqueamiento que se pueden comprar en una farmacia o, incluso, en internet.

 

El control y las revisiones de los dentistas ante estos tratamientos resulta fundamental, y también en lo que respecta al aspecto psicológico del mismo, que suele estar ligado a conceptos psicológicos como la autoestima y que, sin un seguimiento adecuado, puede llevar a trastornos como la blancorexia.

 

El color de los dientes puede blanquearse hasta cierto punto, pero no todos los dientes son iguales y no a todas las personas se les puede blanquear la dentadura del mismo modo. Lo que es seguro es que el blanco puro es altamente improbable de conseguir, y los tratamientos que lo prometen, son poco recomendables.

 

¿Cuál es el mejor método para blanquear los dientes?

 

Si te preocupa la apariencia tus dientes y quieres que tu sonrisa luzca lo más blanca posible, el mejor modo de conseguirlo es acudir a un profesional de la salud bucodental. Solo un dentista puede evaluar del modo adecuado el estado de tu dentadura y las posibilidades que existen para que los dientes presenten la tonalidad más clara que sea posible.

 

En las clínicas Branemark podemos ayudarte a blanquear tus dientes si deseas conseguir una tonalidad más atractiva y que te pueda hacer sentir más a gusto con tu sonrisa. Nuestra trayectoria y la felicidad de todos nuestros pacientes son la mejor garantía de que empleamos los mejores tratamientos y ofrecemos las mejores soluciones personalizadas.

 

Ponte en contacto con nosotros a través del formulario de esta página web, por correo electrónico o por teléfono 91 576 33 86.

Compartir este artículo en...