Los implantes dentales son la opción más segura y cómoda que tenemos en la actualidad a la hora de sustituir una o varias piezas dentales ausentes. Su colocación requiere de una cirugía que debe ser realizada por un experto implantólogo, tras la cual se produce lo que conocemos como osteointegración, el proceso por el cual el implante queda integrado en el hueso del maxilar.

Antes de someterse al tratamiento, el paciente debe tener en cuenta algunos aspectos previos y posteriores. En Brånemark Madrid aportamos a nuestros pacientes toda la información necesaria para que conozcan a la perfección todos los beneficios y pormenores del proceso.

 

Aspectos a tener en cuenta antes de la colocación del implante

  • La colocación de los implantes depende del hueso disponible: uno de los requisitos principales para llevar a cabo el tratamiento es que exista suficiente superficie ósea para que dé soporte al implante. De no ser así, deberá llevarse a cabo un injerto previo.
  • Las encías tienen que estar en buen estado para recibir al implante: en el caso de que no fuese así, también sería necesario un procedimiento previo, en este caso un tratamiento periodontal.
  • La tasa de éxito del tratamiento es muy elevada: la probabilidad de que el proceso de osteointegración finalice correctamente supera el 90%, por lo que la gran mayoría de los pacientes puede disfrutar de una sonrisa restaurada sin mayores inconvenientes.
  • Si la osteointegración fracasa, puede colocarse otro implante. Aunque no suele ocurrir, en caso de fracaso es posible volver a llevar a cabo todo el proceso en caso de que el paciente así lo desee.

 

Consideraciones a tener en cuenta tras la cirugía de implantes

  • El paciente puede sufrir ciertas molestias después de la intervención: lo más habitual es que el paciente sienta unas ligeras molestias que podrán ser calmadas con antinflamatorios y que se produzca un sangrado intermitente durante las primeras 24-48h. Además, pueden aparecer unas pequeñas hinchazones o moraduras que desaparecerán a los pocos días.
  • Se recomienda llevar una dieta blanda durante el postoperatorio: para evitar la sobrecarga en la zona, es recomendable que, durante los primeros días tras la intervención, se consuman únicamente alimentos líquidos o blandos.
  •  Durante las primeras 24 horas no se debe realizar ningún tipo de ejercicio físico ni cepillar los dientes: lo más recomendable es mantener reposo absoluto el primer día y evitar el ejercicio durante los primeros 7 días. Lo mismo ocurre con el cepillado, lo idóneo es esperar 24h y evitar la zona afectada en la primera semana.
  • Es imprescindible mantener una buena higiene: para intentar asegurar el éxito del implante y para mantenerlo en excelentes condiciones, es necesario que el paciente cuide su higiene bucodental. Un implante, con los cuidados adecuados, puede durar más de 30 años.

 

En nuestra clínica dental en Madrid somos expertos en la colocación de implantes dentales, siendo pioneros a nivel nacional. Si tienes cualquier pregunta sobre este procedimiento, no dudes en consultarnos.