Lleváis tiempo pensándolo, vuestros padres os lo han sugerido y cada vez que os miráis en el espejo lo tenéis más claro: vuestros descolocados dientes necesitan ayuda. Pero lo cierto, es que lo último que os apetece es poneros un aparato y que vuestra boca se llene de piezas metálicas. Ahora ya os da vergüenza sonreír debido a vuestra dentadura imperfecta pero tampoco os va a apetecer mucho cuando vuestra boca esté plagada de brackets. ¿Conocéis Invisalign®?

Tenemos una buena noticia, ¡las ortodoncias invisibles existen! Sí, la técnica ha avanzado y ahora podéis corregir vuestros dientes de manera casi imperceptible, con Invisalign®. ¿Queréis saber cuáles son sus ventajas? Desde la Clínica Dental Branemark Madrid, os lo explicamos:

 

Actúan sobre los mismos problemas que los brackets

No os dejéis engañar por su apariencia ligera y flexible. Este sistema es capaz de corregir desde pequeñas malposiciones hasta los problemas dentales más severos.

 

Pasan absolutamente desapercibidos

Elaborados con un exclusivo material transparente (el SmartTrack), los alineadores están hechos a la medida de cada paciente y encajan perfectamente sobre su dentadura, como una funda. Podréis sonreír, cantar, besar… y posar para vuestros selfies sin que nadie se dé cuenta de que estáis corrigiendo vuestros dientes.

 

No molestan

Al estar diseñados al milímetro para vuestra dentadura su ajuste será perfecto y gracias al suave material del que están fabricados, no habrá irritaciones, roces ni pinchazos accidentales de los arcos. Prácticamente os olvidaréis de que los lleváis puestos. Ah, y además son totalmente seguros para practicar todo tipo de actividades deportivas.

 

Son de quita y pon

Aunque, lo recomendable es llevarlo el mayor número posible de horas, si lo deseáis podréis retirarlos durante algunos ratos y volver a colocarlos cuando consideréis oportuno.

 

Os permiten comer de todo

¿Bocadillos, chuches, manzanas a bocados? Como son removibles, podréis quitarlos para comer lo que os apetezca (algo bastante complicado con los brackets) y cuando hayáis terminado, volverlos a colocar. ¡Máxima libertad!

 

Son más higiénicos

Vosotros mismos podréis quitaros y poneros los alineadores invisibles para limpiar tanto los dientes como las férulas. Gracias a esta mayor higiene bucal se reduce el riesgo de dolencias como las caries o la gingivitis, así como la presencia de mal aliento.

 

Menos citas médicas

Con este sistema la frecuencia necesaria de visitas al dentista será menor que con una ortodoncia convencional. Y eso en los tiempos que corren es una ventaja añadida.

 

Así que ya lo sabéis, si queréis un método discreto, efectivo y cómodo para mejorar vuestra sonrisa, lo que estáis buscando se llama Invisalign®.

Compartir este artículo en...